La opacidad de los humos

La opacidad es el nivel de oscuridad con el que salen los humos de la combustión y está formada por partículas sólidas y hollín sobrantes de dicha combustión, la opacidad de los humos aparecerá en mayor proporción cuanto más denso sea el combustible utilizado.

La opacidad se determina utilizando un instrumento similar a una mancha de bicicleta. Se envía una cierta cantidad de gases de combustión a un filtro de papel mediante un cierto número de bombeos. El tono gris de la mancha que se produce en el filtro de papel se compara con una escala de tonalidades de grises con diferentes números. La escala de opacidad determinada de esta forma (de acuerdo con Bacharach) está entre 0 y 9. En las calderas que funcionan a gas no se realiza está determinación.

Al medir la opacidad, se coloca la bomba de opacidad en el conducto del gas de combustión con un papel de filtro y se absorbe el gas de combustión con ayuda de un bombeo. Seguidamente, se retira la hoja de filtro y se chequea la presencia de derivados de gasoil. En el caso de que se decolore al tirarle una gota de acetona debido a los derivados de gasoil, no se debe utilizar éste filtro para determinar el número de opacidad. Se han de llevar siempre a cabo tres mediciones separadas. El ennegrecimiento del filtro se compara con la escala de Bacharach y seguidamente se determina el número de opacidad. Si el filtro se ha humedecido durante la medición debido a la formación de condensado, se debe repetir la medición. El valor final del número de opacidad se determina calculando el valor medio aritmético de las tres mediciones separadas. En los quemadores de gas no se determina el número de opacidad.

Valores límite de los números de opacidad (escala de Bacharach) en combustibles líquidos son:

  • Calderas alimentadas con combustibles líquidos: 1 en escala de Bacharach
  • Calderas alimentadas con combustibles sólidos: 2 en escala de Bacharach

 

Puede descargarse si desea la guía del IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), donde encontrará los valores límite de opacidad aconsejables haciendo clic aquí.

En los sistemas que le resulten desconocidos, en primer lugar se tiene que medir la opacidad de tal forma que los analizadores de los productos de la combustión no se sometan a condiciones de trabajo desfavorables de forma innecesaria.

En España la medición de la opacidad es de obligado cumplimiento según el REAL DECRETO 1027/2007, de 20 de Julio, por el que se aprueba el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) y se muestra indicado en su Instrucción Técnica 3.4.1 la periodicidad con la que se debe medir la opacidad:

Tabla de valores del Rite

Opacímetros Testo:

 

Testo 308: Medidor electrónico de opacidad

Opacímetro testo 308 para la determinación de opacidad de los humos

El testo 308 es un instrumento desarrollado para la fácil medición electrónica del número de opacidad, pulsando una tecla el instrumento realiza automáticamente las 3 pruebas de opacidad y nos proporciona el valor medio aritmético del índice de opacidad.

Instrumento de altíssima  precisión gracias al punto de medición calentado que evita errores por condensación y dispone de una resolución de hasta un decimal mediante muestreo constante.

Además, dispone de interfaz por infrarrojos (Bluetooth opcional) para comunicar con impresoras IrDA o Bluetooth, analizadores de los Productos de la Combustión testo 320 y 330 LL.

Más info clicando aquí.

Bomba de opacidad manual

bomba opacidad manual testo

Permite realizar manualmente las pruebas de opacidad de los humos, comparando manualmente el valor de la opacidad con la escala de Bacharach

Más info clicando aquí.

ToTop